Saltar al contenido

Admiro a la gente (Un Relato de Luz)

Admiro a la gente.

Admiro a la gente
Arte: Jo Jayson

Admiro a la gente que no teme a la vida, porque ésta le parece tan bella y sorprendente, que recibe lo mejor de cada día.

Admiro a quien pierde a un ser querido y no se hunde en el dolor, si no que se vuelve más fuerte, se llena de motivos y sigue su camino entero e indestructible.

Admiro a quién se levanta cada día con la intención de mejorar el mundo, de crear nuevas ideas y de hacer posible lo imposible.

Admiro a quién ha decidido dejar de quejarse y se ha concentrado en mejorar, reparar, ayudar, movilizar y crear consciencia en sus semejantes.

Admiro a quien no sólo ve para si mismo, si no para un todo, a quién no se reconoce como único ni especial, pero que en cada acto de su vida lo es.

Admiro a quien brinda la ayuda más sincera, que se compadece ante el débil y extiende su mano sin importarle hasta donde llegará.

Admiro a quien prefiere disfrutar de un libro antes que a un cigarrillo y observar las estrellas antes que a el televisor.

Admiro a quién ve en los niños la esperanza de un mejor mañana, quien escribe poemas al aire, porque encuentra en cada paso, rastros de cariño, quien se ríe sin saber por qué y nunca se detiene, que vibra con su entorno y su presencia es luz en cada hogar.

Admiro a quién logra que el Universo tome dirección, motivo, simplicidad, magia, complicidad sabor y Vida.

Descubro en ellos la huella de belleza y perfección y dejo brotar de mi corazón, el amor de mi admiración.

Síguenos en YOUTUBESUSCRIBIRME

Autor: Kok – Uhga / Arte: Jo Jayson

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Admiro a la gente (Un Relato de Luz)

Admiro a la gente.

Admiro a la gente
Arte: Jo Jayson

Admiro a la gente que no teme a la vida, porque ésta le parece tan bella y sorprendente, que recibe lo mejor de cada día.

Admiro a quien pierde a un ser querido y no se hunde en el dolor, si no que se vuelve más fuerte, se llena de motivos y sigue su camino entero e indestructible.

Admiro a quién se levanta cada día con la intención de mejorar el mundo, de crear nuevas ideas y de hacer posible lo imposible.

Admiro a quién ha decidido dejar de quejarse y se ha concentrado en mejorar, reparar, ayudar, movilizar y crear consciencia en sus semejantes.

Admiro a quien no sólo ve para si mismo, si no para un todo, a quién no se reconoce como único ni especial, pero que en cada acto de su vida lo es.

Admiro a quien brinda la ayuda más sincera, que se compadece ante el débil y extiende su mano sin importarle hasta donde llegará.

Admiro a quien prefiere disfrutar de un libro antes que a un cigarrillo y observar las estrellas antes que a el televisor.

Admiro a quién ve en los niños la esperanza de un mejor mañana, quien escribe poemas al aire, porque encuentra en cada paso, rastros de cariño, quien se ríe sin saber por qué y nunca se detiene, que vibra con su entorno y su presencia es luz en cada hogar.

Admiro a quién logra que el Universo tome dirección, motivo, simplicidad, magia, complicidad sabor y Vida.

Descubro en ellos la huella de belleza y perfección y dejo brotar de mi corazón, el amor de mi admiración.

Síguenos en YOUTUBESUSCRIBIRME

Autor: Kok – Uhga / Arte: Jo Jayson

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Settings