Saltar al contenido

Deja de Sabotear tu propia Vida

La culpa no la tiene el destino o la suerte, mientras tu mismo te saboteas

En la vida, siempre hay algo que tener en cuenta y es que: “la actitud es mucho más eficaz que la suerte”. Luchar por lo que se deseas es el impulso para que lo que pedimos en nuestra oración y/o rezo, se haga realidad.

Índice de contenido:

Deja de Sabotear tu propia Vida

Deja de seguir escondiéndote de todos .. pero sobre todo de ti mismo. ¿Sabes?, allá afuera hay vida. Abre la ventana, ensancha el pecho, respira profundamente y enfréntate de una vez por todas a ese monstruo que se esconde debajo de las sabanas,  como aquel niño que le teme al monstruo de siete cabezas o a la bruja malvada. Mientras te sigas quejando y  permanezcas estático en un rincón, del otro lado del mundo, la vida sucede, sigue girando la pachamama con o sin tus rabietas, con o sin tu consentimiento. Así que es momento de decidir o quedarse estático o seguir su movimiento.

 

La respuesta: Actitud. 

¡Esta es una palabra mágica! y más cuando se pone en práctica. Deja de quedarte sentado a esperar a que las oportunidades te caigan del cielo. Esto se llama comodidad, conformismo, falta de perspectiva y ambición.

Del cielo, sólo cae la lluvia naturalmente que moja la tierra y refresca el alma. El resto, depende de nosotros. No sirve de nada esperar que las cosas sucedan sin dar nuestra parte al universo, lo que nos corresponde. Lleva contigo esto: la actitud es más eficaz que la suerte. Lucha por lo que deseas, mientras sigas pidiendo en tu rezo lo que quieres que se haga realidad en tu vida.

No hay victoria sin esfuerzo. No hay lucha sin sudor. No hay bendición sin ser merecedor. Deja de buscar lo estrictamente perfecto, de querer siempre lo mejor, de esperar lo inesperado. Sal allá afuera, lucha, falla, mejora y sigue intentándolo.

Apuéstate a ti.

Apuesta en ti mismo, todas tus fichas. Invierte en ti. Cuando el mundo entero cree que ya conoce todas tus versiones, ¡reinvéntate!. El amanecer de cada día significa re-nacer cada día, después de terminar nuestro día. Esto es mucho más que una constante. Es una nueva oportunidad de inicio.

Se cierra y se inicia un nuevo ciclo. Así, lávate la cara, tómate un baño frío, aliméntate cuerpo y el alma y a encarar a los leones hambrientos que te dan los buenos día. Es momento de salir a recorrer nuevos trayectos y si te preocupan las piedras del camino, recuerda que:

El distraído, tropezó con ella
El violento, la uso para herir
El emprendedor, la uso para construir
El campesino cansado, la uso para sentarse
El niño la uso como juguete
Miguel Ángel, saco de ella un bella escultura.

-La Piedra-

En todos los casos, la diferencia no estuvo en la piedra, sino en el hombre!
No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento.
Aprovecha todos los obstáculos para aprender y engrandecer tu destino.

Lectura recomendada: Instrucciones para vivir en la tierra

«La vida no viene con manual de instrucciones ni garantías”…

Así que sal al mundo a disfrutar de tu vida: ¡el mundo no es para cobardes !

Lectura recomendada: ¡Y DIOS DIRÍA!

Sigue leyendo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Settings