Saltar al contenido

El árbol de la Vida Interior

Índice de contenido:

EL AMOR ES EL ÁRBOL DE LA VIDA INTERIOR

El AMOR es un árbol interno que procesa lo que recibe para transformarlo en vida y con ello, mejorar nuestra existencia. En este árbol interno se distinguen las siguientes partes o componentes:
Unas raíces que deben crecer fuertes para que lo sostengan erguido pero a la vez, en contacto con la realidad.

Estas raíces deben ser alimentadas de manera constante para que se mantengan sólidas y le permitan crecer de manera constante y permanente. Las raíces del árbol del amor son: la CONFIANZA, la LEALTAD, el RESPETO, la SINCERIDAD, el RECONOCIMIENTO, la COMUNICACIÓN y la LIBERTAD.

Un tronco que crecerá robusto si las raíces son lo suficientemente sólidas para sostenerlo.

Ese tronco es la ENTREGA, y mientras más entrega, más alto llegará a ser dicho árbol, más ramas y hojas tendrá, por lo que más frutos, cobijo y vida podrá dar.

Unas ramas que son la extensión de esas raíces, pero mientras que éstas son para nutrirse, las ramas son para alimentar el exterior, para devolver la riqueza y que esa vida se comparta con otras a través de los frutos que sostienen.

Las ramas son: la GENEROSIDAD, la COMPRENSIÓN, la PACIENCIA, la TOLERANCIA, el APOYO y la SOLIDARIDAD.

Cabe destacar, que como son una extensión de las raíces, cada una de ellas proyecta también su esencia hacia el exterior.
Y el fruto, que no es más que LA VIDA.

Es por ello que AMAR te mantiene vivo y da vida a otros.

Es por ello que el amor no se entiende si no se siembra, crece y florece el interior de cada uno, y que lo que se comparte con otros debe ser sólo su fruto, pero el árbol, es totalmente personal e intransferible.

Quien pretende entregar ese árbol a otro, dejarlo en manos de otro, o que sea otro quien lo cuide, tarde o temprano, solo asistirá a ver como muere lentamente y con ello, su vida interior.
Cuida ese árbol de vida interior que sólo a ti te pertenece y nadie podrá cuidar como tú.

Comparte sus frutos y verás como no dejará nunca de producir PAZ y por ende FELICIDAD!!!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Settings