Saltar al contenido

Y tu, ¿filtras lo que te cuentan?

UN JOVEN DISCÍPULO DE UN SABIO FILÓSOFO LLEGÓ A CASA DE ÉSTE Y LE DIJO:

-Disculpe, maestro.   Un amigo suyo del sendero del chaman estuvo hablando de usted… malintencionadamente…

-¡Espera! …

LO INTERRUMPIÓ EL FILÓSOFO-   ¿Ya hiciste los tres filtros de lo que vas a contarme?

-¿LOS TRES FILTROS?

-Sí. EL PRIMERO ES LA VERDAD.  

¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?

NO…  LO OÍ COMENTAR A UNOS VECINOS.

-Al menos lo habrás hecho pasar POR EL SEGUNDO FILTRO, QUE ES EL DE LA BONDAD.

Eso que deseas decirme   ¿Es bueno para alguien?

-NO, EN REALIDAD, NO. AL CONTRARIO…

-¡Ah, vaya!    EL ÚLTIMO FILTRO ES LA NECESIDAD.

¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?

-A DECIR VERDAD, NO.

-Entonces –DIJO EL SABIO SONRIENDO

SI NO ES VERDADERO,

NI BUENO,

NI NECESARIO…    SEPULTÉMOSLO EN EL OLVIDO.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Settings