Saltar al contenido

El Testigo Silencioso

Algunas vez te has preguntado ¿como hacer el salto cuántico y cambiar situaciones que te parecen dolorosas de tu pasado?, ¿Cómo obtener la sabiduría interna sobre las situaciones que nos acontecen a nuestro alrededor?, Como volvernos nuestro Testigo Silencioso

Sé guardián, siempre atento de tu espacio interno. Enfoca tu atención en lo que sientes dentro de ti. Toma conciencia no sólo del dolor emocional, sino también de “aquel que lo observa”, el testigo silencioso. Este es el poder del ahora, el poder de tu propia presencia consciente.
El secreto de la vida es morir antes de morir y descubrir que no hay muerte.
La verdadera comunicación es comunión: la realización de la unidad, que es el amor.

Eckhart Tolle

¿Cómo convertirte en tu testigo sagrado?

Primero, explicaremos por qué es vital convertirse en un Testigo Sagrado de ti mismo (El Testigo Silencioso).

Tus emociones afectan la forma en que ves las cosas.

A veces puede ser necesario ver una situación fuera de nuestra perspectiva emocional para obtener una visión más amplia de la situación.

Como Testigo Silencioso, ves las cosas desde un punto de vista objetivo que te permite salir de tu propia realidad personal. Cuando estamos en nuestra propia perspectiva, podemos sentirnos apegados al resultado, siendo el Testigo Silencioso te permite dejar de apegarte.

El proceso de ser un Testigo Silencioso puede ser difícil de alcanzar, ya que requiere que una persona abandone por completo toda emoción, toda conexión mental a una situación.

Cuando trates de entrar en este proceso, haz uso de la meditación. Aunque recuerda, esto puede llevar tiempo para tener algún tipo de éxito.

El proceso de convertirte en el testigo silencioso

Comienza cerrando los ojos y llevando tu consciente a alguna situación en tu vida que te gustaría cambiar o que hubiese sido diferente. Imagina la situación con el mayor detalle posible.

Toma conciencia de las emociones que rodean esta situación. Permítete experimentar las emociones y los pensamientos mentales de la situación. Mientras visualizas esto, ten en cuenta tu lenguaje corporal. Mírate mientras atraviesas la escena.

  • ¿Qué revela tu lenguaje corporal?
  • ¿Está cambiando tu expresión facial?
  • ¿Puedes sentir la energía que surge de esas emociones?
  • ¿Cuál es la intención de los demás involucrados?
  • ¿Cuál es su lenguaje corporal? ¿revelador?
  • ¿Te das cuenta de cómo reacciona tu cuerpo a sus palabras?
  • ¿Cómo cambia tu lenguaje corporal?
  • Para este momento, observa la verdadera esencia de esta experiencia. ¿Cuál crees tu que es la esencia energética?

Ahora, visualízate separado de tu cuerpo que está experimentando la situación. Levántate sobre ti mismo para que te observes a ti mismo. Mira hacia abajo absorbe toda la experiencia como un todo. Observa a las otras personas involucradas sin su apego personal o emoción. ¿Esto te revela algo nuevo?, ¿Puedes ver qué circunstancias conducen a sus reacciones?, ¿Qué más está sucediendo que no pudiste ver desde tu momento emocional?..

Lentamente, regresa a tu cuerpo. Vuelve a revivir mentalmente dicha situación y observa cómo se desarrolla nuevamente, desde esta nueva perspectiva.

  • ¿Que cambios observas?
  • ¿Qué experiencias diferentes experimentas ahora conociendo la verdadera esencia de la situación?
  • ¿Qué ideas sobre las reacciones de la otra persona están afectando tus emociones ahora?
  • ¿Está cambiando tu perspectiva conociendo las motivaciones de las otras personas?

Permite que la escena termine y lentamente respira profundamente para regresar al momento presente.

Recuerda, esto requiere práctica para separar y ver desde una perspectiva separada. Se puede aprender mucho sobre nuestras propias reacciones ante situaciones cuando esto lo practicamos de manera regular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *