Saltar al contenido

10 Consejos para eliminar el exceso de pensamientos

Pensar demasiado puede provocar una angustia emocional grave y aumentar el riesgo de problemas de salud mental.

Las personas que piensan demasiado constantemente publican comentarios en sus cabezas, critican y descartan lo que dijeron e hicieron ayer, aterrorizadas de verse mal y preocupándose por un futuro terrible que podría aguardarles… ¿Te ha pasado?

Índice de contenido:

Te dejamos estos 10 Consejos para eliminar el exceso de pensamientos:

1. Entienda que su exceso de pensamientos es un problema

Muchas personas piensan demasiado, incluso sin saber, y como resultado, pasan la vida en una espiral de preocupación e inseguridad. Una vez que usted sabe que piensa demasiado y aceptar que esto es un problema, será capaz de empezar a desafiar a sí mismo, y tratar de cambiar la forma en que se acerca a ciertas situaciones en su vida.


2. No sea excesivamente duro consigo mismo

Una cosa que el pensador excesivo tiende a hacer, con mucha frecuencia, es culpar por todo lo que sucede en su vida. Si algo va mal, es muy fácil incluso culpar a sí mismo, y pensar que probablemente fue algo que usted hizo. Sin embargo, la mayoría de las veces, esto no es el caso. Normalmente, todo lo que pase mal no es tan importante en el gran esquema de las cosas – trate de poner las cosas en perspectiva, y recuerde que no es el fin del mundo.


3. Relájese y respire

Muchas personas no saben cómo calmarse cuando están preocupadas, sin embargo, simplemente tomar algún tiempo para sentarse y respirar, puede calmar su mente activa. Siéntese en algún lugar cómodo y tome una respiración profunda y lenta, y luego sosténgala durante unos segundos antes de que caduque. Esto puede disminuir su ritmo cardíaco, y ayudarle a apaciguarse de la claridad que puede estar faltando cuando se está preocupando por la situación.


4. Manténgase ocupado

Cuando estás pensando demasiado, nada es peor que tus pensamientos venenosos para hacerte compañía. Es mucho mejor tratar de mantenerse ocupado, porque significa que tienes menos tiempo para meditar sobre todo lo que sucede. Intenta rodearse con amigos y familiares. Hacer algún ejercicio físico puede también ser óptimo, pues las endorfinas liberadas durante ese tipo de actividad pueden darle un impulso muy necesario.


5. Acepte lo que no puede cambiar, y abrace lo que puede

Algunas cosas en la vida podemos controlar, otras no. Es importante entender la diferencia, porque a menos que podamos mantener esto en mente, estaremos propensos a pasar mucho tiempo preocupándonos con cosas sobre las que no tenemos control. Siempre que te preocupes por algo, pregúntate si tienes la habilidad para cambiarlo. Si crees que hay algo que puedes hacer, usa toda esa energía para poner el esfuerzo en tu solución. Si no hay nada que se pueda hacer, entonces no hay mucho sentido en preocuparse, porque eso no hará que las cosas mejoran.



6. Trate de no hablar mucho

Una gran parte del tiempo, la gente puede animarle a hablar de sus problemas, ya que puede ayudar a liberarlos. Aunque esto es cierto para los problemas «normales», si usted es un pensador excesivo, poniendo sus pensamientos hacia fuera, probablemente sólo los animará a girar en círculos sin nunca encontrar una solución – porque la mayor parte del tiempo, la persona se preocupará por nada realmente importante, de todos modos.


7. Manténgase fuera de situaciones negativas

Por ejemplo, si usted sabe que cuando está borracho, tiende a hacer cosas de las que se arrepiente cuando se despierta, debe evitar el alcohol. Si usted sabe que no puede controlar sus acciones alrededor de una determinada persona, o tal vez incluso todo un grupo de amigos, entonces sería mejor evitarlos completamente. Al mantenerse fuera de situaciones negativas, muchas veces usted evita el riesgo de edificar pensamientos negativos.


8. No se entusiasma con posibilidades

«Y si» es un pensamiento común para un pensador excesivo, y es definitivamente uno de los más peligrosos para tener. Usted puede estar loco con todas las diferentes posibilidades para cualquier situación, pero eso sólo empeora las cosas. Por supuesto, usted puede tratar de tomar decisiones sensatas para aumentar sus probabilidades de un resultado positivo, pero una vez que sus elecciones se han hecho, hace poco que usted puede hacer para cambiarlas – si obsesiona con lo que puede suceder es sólo un desperdicio de energía . Comprender esto, e intentar cambiar la manera en que usted piensa sobre las consecuencias de sus acciones, puede ser la clave para la prevención de nuevos excesos de pensamientos en el futuro.


9. Recuerde que los pensamientos se convierten en cosas

Donde nuestra atención va, la energía fluye. Y donde la energía fluye, las cosas crecen. Los pensamientos excesivos pueden manifestar lo indeseado. Siempre intente y mantenga su foco en las cosas positivas, o en las cosas que usted realmente desea. La clave es enfocar lo deseado, no el no deseado.


10. Tenga un poco de paciencia

Estos consejos casi seguro ayudarle a calmar su ansiedad y exceso de pensamiento a largo plazo, pero nada es una corrección instantánea, y es muy importante que usted sea capaz de entender esto. Todo lo que es bueno requiere tiempo, y siempre que usted ponga esfuerzo para apoderarse de sus pensamientos, va a percibir, eventualmente, que ellos comenzar a disminuir, dejándole más tiempo para aprovechar la vida en lugar de preocuparse por cosas que no puede controlar.

Recuerda decirte a ti mism@:

Soy todo lo que existe y no soy nada. Soy forma y sin forma. Yo soy el creador y la creación. Soy una gota de conciencia en un océano de ella.

Yo soy alegría. Yo soy amor. Yo soy la paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Configuración