Saltar al contenido

Enseñanzas sagradas del fuego

Las Sagradas Enseñanzas del Fuego son los dominios más elevados del conocimiento. Estas enseñanzas no son simplemente conocimiento, sino más bien una síntesis de sabiduría que une todo conocimiento mientras purifica la conciencia. La claridad obtenida a través de las enseñanzas lo lleva a uno al origen: al caldero de nuestra propia alma. La Llama Sagrada Eterna que se invoca y enciende trae una conciencia puramente consciente a un estándar claro en la vida diaria. Cuando la ilusión ilusoria de la dualidad se cruza en la unificación del alma, es cuando uno vuelve a casa y es que comprendemos la simplicidad de la Llama Eterna.

 La Iniciación

En las Enseñanzas Sagradas del Fuego, el grado de iniciación tiene ciertos niveles de logro en el progreso a través de la conciencia. Con cada iniciación o grado de las Enseñanzas, hay una gran responsabilidad. Cuanto más profundo en las enseñanzas uno se sumerge; cuanto más vital es asegurarnos de la guía y protección de lo Divino. Es vital asegurarnos que nuestra comunicación con el fuego mantenga un grado de testimonio sagrado. Esto sirve para garantizar que la guía provenga del continuo de las enseñanzas del fuego y su linaje. Es como un hilo de su tapiz que está anclado en las enseñanzas. Esto permite una alineación del cuerpo, la mente y el espíritu en un hilo de luz concéntrico ininterrumpido.
Este hilo es un soporte evocador y fundamento para el sacramento del alma. Provee comunión con lo Divino; Enlace directo para la unidad a la fuente de la Divinidad que promete la recompensa eterna del amor incondicional. Esta intención es una elección y debe ser evidente en la vigilancia de la aplicación a las enseñanzas.

Mantras e Invocaciones

Los mantras son simplemente una forma de activar la energía dinámica para calmar el aluvión constante de pensamientos, charlas mentales y claras creencias perceptivas en nuestra conciencia. Se usan para calmar nuestra mente y unificarla con los reinos espirituales. También se puede usar para invocar el reino espiritual, ya que esto pone en paz a la mente. Hay varias formas de Mantra que se han utilizado desde la antigüedad. La palabra mantra en sí es de los escritos sánscritos. El uso de un mantra realmente trasciende los límites normales del tiempo y el confinamiento, lo que le permite a uno entrar en un estado de felicidad dentro del templo interior o la llamada eterna llama del alma. Puede llevarnos a un estado de totalidad real al eliminar toda separación del pensamiento de dualidad individual. 

El estado ‘YO SOY’ existe dentro de los espacios de un mantra.

Hay un punto simbólico del alma. Dentro de este punto, en el centro del corazón, el fuego representa varios aspectos: tanto de purificación, como de transformación. Las iniciaciones en el caldero del alma consisten en una entrada profunda a cada aspecto del desarrollo humano para transfigurarse en un ser espiritual unificado.
Dentro de la quietud silenciosa de la meditación, uno puede invocar la Jerarquía del abuelito Fuego y la conexión con el centro del Corazón como el enlace a Tatewari (nombre en wirrarika del fuego). 

Recuerda que el cultivo y la profundización de la búsqueda de la conciencia se realiza con vigilancia y reverencia y son estas enseñanzas las que te revelan justo, entre la relación con quién eres y en dónde estás; el encontrar tu centro, a ese «Yo Soy» de tu ser.

El silencio es la enseñanza sagrada más perfecta del fuego

El silencio es la enseñanza sagrada perfecta del fuego. Es el camino del sagrado corazón; el camino de las llamas eternas del amor. La conciencia pura y la conciencia despierta provocan una optimización de la atención, la disciplina en el pensamiento y la actualización de la unidad.
Las enseñanzas sagradas están ahí para que todos sean bendecidos y amados. Los iniciados son los dones de la vida, del amor puro y la luz pura. La fuente de esta luz, amor y vida te transforma en un ser completo, completo y divino. Nos libera de la limitación humana, de los conceptos de dualidad, condicionamiento y sistema de creencias. Esto nos permite liberarnos del enredo de los enlaces kármicos. Podemos volver a centrarnos en el alma, en la extensión luminosa de los rayos de luz que irradian el universo. Los rayos de la vida amorosa fluyen desde el cosmos.

Las Sagradas Llamas del Amor Eterno, desbordan dentro del corazón el Sagrado Cáliz interior como una pulsación rítmica de las olas oceánicas de la vida.


Un iniciado debe obedecer las leyes del amor para unificarse y cristalizarse como una luminaria. Esta sería una transformación perfecta y una transfiguración mística. Cada uno es un espejo del alma, y es en nuestra alma en la que se refleja lo Divino. Debemos recordar que en el reino de la Verdad no hay separación, ya que la verdad se unifica. Esta es la atención consciente que trasciende las formas que revelan la dicha del alma, la verdad y la autenticidad. Esto se manifiesta en el universo infinito de lo espiritual y lo mundano.

Espero que esto te haya dado una idea de las enseñanzas del Fuego Sagrado y deseamos que una chispa dentro de ti se encienda en tu propia llama. Una llama basada en el amor eterno. Aho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *