Saltar al contenido

Rosas en el Desierto

Índice de contenido:

ROSAS EN EL DESIERTO

Era marzo del año veinte
En el planeta que habito
Las plazas estaban vacías
La gente no se daba la mano
Nadie se abrazaba
A la calle nadie salía
Pero las flores no lo sabían .

Las Flores siguieron creciendo
Però cayeron en el olvido
El cielo se pintaba de esperanza
Las luces entraban en las casas
Llegó el equinoccio de primavera
El día mundial de la poesía
Pero la gente no lo sabía.

Era marzo del año veinte
En un día lo cerraron todo
La gente se enfermaba en los hospitales
Los jóvenes, abuelos y los niños
Guardaban cuarentena
Crecieron rosas en el desierto
Pero las flores no lo sabían.

Algunos durante el virus
Aprendimos a no hacer resistència
A valorar lo más puro
La vida sencilla
Hubo quien aprendió a cuidarse con carícias
A acompañarse en sus procesos
A limpiar el alma, a dar presencia, a sentir amor
A dejar de ver las noticias
Però las flores no lo sabían .

En unos meses llegó la liberación
La alerta general terminó
Y salimos con lágrimas en los ojos
A abrazar al hermano, a abrazar a la vida
Y fue entonces cuando nos liberamos
Y las flores siguieron creciendo
A pesar de los muertos, el virus y las mascarillas
Todos nos quitamos los guantes
Però las flores no lo sabían.

A los humanos le salieron raíces
Aprendimos a escuchar las aguas
Con los vientos que acarician
Tomando la vida sencilla
Y las rosas del desierto nos enseñaron a todos
La libertad, el coraje y el destino…

Aprendimos a vivir desde el ser verdadero
A dudar del gobierno
A no necesitar tanto de allí afuera
A observar la pandèmia
A no preocuparse por tener miedo
A sentir sin huir
A llevar flores en nuestro pelo
Esas que siempre llevamos por dentro
Y que nunca estuvieron en otro sitio.

Autor: Ramon Rossell, escritor inspiracional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Settings